lunes, 26 de septiembre de 2016

El Universo. Un poco de historia.

El Sol, la Luna y las estrellas nos han fascinado desde siempre. Pero la astronomía, además, es necesaria para medir el paso del tiempo, para saber el orden de las cosechas, el momento de plantar... Por eso es la ciencia más antigua que existe.

El hombre primitivo utilizaba el día y la noche como reloj, ya que se repetían de forma constante y siempre duraban lo  mismo. También vieron que la Luna pasaba por las mismas fases y tardaba 29 días, por ello el calendario lunar más antiguo conocido tiene 32.000 años.
Después vieron que el Sol seguía el mismo camino y que lo repetía, descubriendo así el año y con él, el calendario agrícola. Conocer el cielo fue imprescindible para la agricultura, la ganadería, la construcción de las primeras ciudades... que son la base de la civilización. 


Los pueblos babilónicos distinguían los planetas de las estrellas fijas y se dieron cuenta de que los eclipses se repetían cíclicamente.


En China la observación del cielo era algo muy serio: al astrónomo que no predijese un eclipse se le cortaba la cabeza. Creían que los causaba un dragón que se comía el Sol



En la antigua India se recopilaron muchas referencias de observaciones y conocimientos sobre las estrellas, el Sol, la Luna... Eran grandes matemáticos por lo que no les resultó difícil calcular eclipses y predecirlos.

Para los egipcios, Nut era la diosa madre de los cielos. Su propio cuerpo era el cielo: las estrellas, los planetas, la Luna y el Sol viajaban por su interior. Se representa arqueada sobre la Tierra, tocando el horizonte con las manos y los pies. 


En la antigua Grecia, Hiparco de Nicea escribió un catálogo de 850 estrellas. Impresionante sabiendo que lo hizo sin ningún aparato.

Los mayas fueron grandes matemáticos y crearon calendarios muy precisos. Observaron a Venus, a Marte, muchas constelaciones y pensaban que la Tierra era plana y la sostenían cuatro gigantes. El cielo estaba sostenido por 5 ceibas (árboles sagrados). 


Los incas también conocían los planetas y sus movimientos y los pastores de los Andes se guiaban por las constelaciones. Creían que los cometas anunciaban desgracias: el paso del cometa Halley en el año 1531 las anunció el final de su imperio... ¡y a los dos años se cumplió!

Durante más de 1500 años, se creyó en Occidente que la Tierra estaba quieta y que los planetas y el Sol giraban a su alrededor.
Copérnico revolucionó el mundo de la ciencia con un montón de ideas: los astros se mueven en círculo y no se detienen nunca, el centro del Universo está cerca del Sol y los planetas giran a su alrededor, pero no las estrellas, la distancia de la Tierra al Sol es mucho más pequeña que la que hay del Sol a las otras estrellas... 


Galileo Galilei ha sido uno de los científicos más importantes de la historia. Usó el telescopio para observar el cielo. Sus descubrimientos cambiaron la astronomía para siempre. Observó las montañas y valles de la Luna, a Júpiter y 4 satélites suyos, la composición de la Vía Láctea: ¡eran estrellas! La iglesia le obligó a decir, en contra de lo que pensaba, que todo giraba alrededor de la Tierra. 

kepler elaboró las tres leyes primordiales de las órbitas planetarias. 

Newton creó las leyes de la gravitación universal e inventó un nuevo tipo de telescopio.

Hubble descubrió que las galaxias se mueven y se van alejando cada vez más en el espacio, o sea, que el universo se mueve y se expande, con lo que se hace cada vez más grande. También inventó el sistema de clasificación de galaxias que usamos hoy. 


Actualmente con la evolución tecnológica se hacen telescopios más grandes y potentes. Pero no sólo observamos el Universo, también lo escuchamos, cada rincón del Universo tiene su propio sonido. Con el proyecto SETI se busca vida inteligente en el Universo.


Hemos descubierto el cinturón de Van Allen, que protege la Tierra de las tormentas solares, hemos realizado los primeros viajes a la Luna; las sondas espaciales han visitado y fotografiado la mayoría de los planetas del sistema solar,...

El cinturón interior (en rojo) está compuesto principalmente de protones. El exterior (azul) de electrones.  

Actualmente, el telescopio espacial Gaia, está realizando un estudio nítido de un 1% de nuestra galaxia para crear el primer atlas de la misma. Se medirán la posición y la velocidad de 1000 millones de estrellas. Gaia es tan preciso que sería capaz de ver la cara de una moneda depositada en la Luna desde la Tierra.


¡Impresionante verdad! Espero que os haya gustado este recorrido por nuestra historia espacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario